Cómo hacer un cojín con una camiseta.

By 7:50 , , , , , , , , ,

¿Alguna camiseta vieja que no queráis tirar? Hazced un cojín como este con ella, de la manera más fácil y lo que es más importante, sin coser nada de nada.



Como con muchos objetos que tenemos por casa, en Internet también encontrararéis diferentes ideas para reciclar una camiseta. Yo os propongo hacer un cojín con esa camiseta vieja, demasiado grande o que ya no usáis, pero a la que le tenéis cariño y no queréis tirar.


¿No os pasa que tenéis una camiseta vieja que seguís usando o guardando en el armario porque os gusta demasiado para tirarla? Con la idea que os propongo, podréis conservar esa vieja camiseta convirtiéndola en un cojín decorativo y funcional.


Lo primero para reciclar una camiseta y convertirla en cojín sin coser, es dibujar la forma del cojín en la camiseta. Hay que contar con el tamaño del cojín y unos 5 ó 6 centímetros más.

Yo he hecho un cojín rectangular para aprovechar al máximo la camiseta, adaptándolo al estampado. He hecho mi cojín del mayor tamaño que me ha permitido el ancho de la camiseta.

Una vez tengamos definida la forma y definido el tamaño de nuestro cojín, lo dibujos en la camiseta y recortamos tanto el frontal como la trasera de esta.


Nos tienen que quedar dos recortes iguales de camiseta que ya va dejando de parecer una camiseta, aunque le falta mucho para parecerse a un cojín.

El siguiente paso es cortar unos flecos por todos los bordes de los recortes de camiseta.


En la fotografía sobre estas líneas veis cómo he recortado yo los flecos para hacer mi cojín.

Si habéis elegido hacer una forma distinta para hacer vuestro cojín de camiseta, los flecos pueden quedar algo distintos, sobre todo si se trata de un cojín con curvas. Pero la base es la misma y solo se trata de adaptar los flecos por los bordes para hacer este cojín de camiseta.


En este punto, hay que ir atando los flecos; un fleco del recorte de camiseta superior con el fleco correspondiente del recorte de la camiseta inferior.

Hay que hacerlo con todos los flecos por todos los bordes de los recortes de camiseta. Esto irá cerrando y dando forma al cojín.


Antes de acabar de atar todos los flecos, hay que introducir el relleno del cojín.

Yo os recomiendo no esperar, ir metiendo poco a poco el relleno e ir cerrando el cojín al mismo tiempo. De esta forma, cuando queden los últimos nudos por hacer con los flecos, solo tendremos que acabar de rellenarlo y no estiraremos demasiado la camiseta para evitar que se deforme.


Y este es el resultado. ¿Sorprendente verdad?

Desde que he descubierto esta genial idea para hacer cojines con camisetas sin coser, creo que no voy a tirar ni una sola de mis camisetas preferidas.


La fuente original de este artículo es el blog de manualidades HazloHazlo.com. Si copias su texto o imágenes, no olvides mencionar donde los encontraste.


Esto también te puede gustar

0 comentarios