Cómo hacer un conejo de Pascua con una botella.

By 12:11 , , , , ,

Esta manualidad, o algún craft parecido, lo vi en algún sitio aunque no recuerdo donde. Pero es tan fácil hacer un conejo de Pascua para guardar o ofrecer dulces, que es de esas ideas que se me quedaron guardadas en alguna parte de la memoria y que esta primavera he recordado.

Cómo hacer un conejo de Pascua para golosinas

Hacer este conejo para decorar en Pascua es una genial idea por varias razones. Puede servir para ofrecer dulces, caramelos, gominolas, golosinas, bombones, chocolates... cualquier cosa parecida en Pascua. Puede usarse para decorar como cesta para huevos de Pascua. Puede ser una manualidad divertida para hacer con niños en las vacaciones de Semana Santa. Y además no tienes que gastar mucho dinero porque se trata de reciclar una botella de plástico vacía.

Al final de este artículo os dejo un vídeo donde os muestro todos los pasos para hacer este conejo de Pascua portagolosinas. Aunque en realidad, es tan fácil que necesita poca explicación y poco vídeo tutorial.

Cómo hacer un conejo de Pascua con una botella de plástico

Para hacer este conejo de Pascua para golosinas o caramelos reciclando una botella de plástico necesitamos:

- una botella de plástico vacía
- papel
- pintura
- lápiz
- rotulador permanente

Como herramientas para convertir una botella de plástico en un conejo cesta decorativo para Pascua usaremos:

- tijeras
- algodón
- alcohol
- pincel
-goma

Hay que recortar la base de la botella de plástico para que parezca la cabeza de un conejito de Pascua. Recortando la base y dejando sobresalir unas formas que parezcan orejas bastará. Para ello yo dibujé una oreja de conejo antes en un papel y trasladé el dibujo a la botella, dos veces, con un rotulador permanente.

Por eso, tras recortar la forma, necesité borrar las marchas de rotulador con una algodón y alcohol.

Luego, pinté el trozo de botella de plástico que ya parecía un conejo con pintura rosa. Tuve que dar varias pasadas y dejar un tiempo de secado suficiente.

Cuando se secó la pintura, le dibujé la cara al conejo con lápiz, practicando antes caras en una hoja de papel. Y finalmente, cuando me gustó cómo quedaba y vi que parecía un conejo, la repasé con un rotulador negro permanente. Ah, y si se ven rayas de lápiz, se puede usar una simple goma de borrar para hacerlas desaparecer.



La fuente original de este artículo es el blog de manualidades HazloHazlo.com. Si copias su texto o imágenes, no olvides mencionar dónde los encontraste.



Esto también te puede gustar

0 comentarios